Ecumenismo cristiano:
ņCúando es lícito?

por

Roger Smalling, D.Min

www.espanol.visionreal.info

 

Roger,

En un seminario de preparación para el ministerio, el presentador declaró que se debe asociar con cualquier movimiento cristiano donde se presume que existe un movimiento de poder del Espíritu Santo. Incluyó al catolicismo entre los grupos que dio como ejemplo.

Yo me incomodé, ya que otros han dicho que el ecumenismo católico-protestante es un error. ņQué opina usted?

-José

***

Estimado José:

El presentador se atuvo a la siguiente premisa: Una profesión verbal sincera de fe en Jesucristo es suficiente para la unidad y asociación cristiana.

Eso suena benevolente. Pero es también totalmente erróneo.

El ecumenista asume que una condición necesaria es también suficiente. Eso es igual que decir que el motor es necesario para mover un vehículo sin considerar que faltan las ruedas. Ambas condiciones son esenciales. Ninguna por sí sola es suficiente.

El Nuevo Testamento requiere tres condiciones para la confraternidad y cooperación en la labor cristiana. La premisa del presentador es correcta hasta donde alcanza. Tener asociación y confraternidad con aquellos que no han profesado fe en Cristo es imposible por definición.

El evangelio

Una persona debe profesar el evangelio bíblico. Existe un mensaje de salvación de acuerdo con Gálatas 1:5,6, un evangelio diferente … no hay otro.

A través de todo el libro de Gálatas, Pablo clarifica que la justificación por fe solamente en Cristo es el evangelio. Cualquier variación es anti evangelio o no es evangelio del todo. Aquellos que sostienen cualquier otro evangelio son anatema, “malditos por Dios”.

Pablo es normalmente conciliador y benevolente. Pero aquí parece totalmente harto. ņPor qué?

Pablo tuvo que confrontar a cierta gente que insistía que los gentiles conversos siguieran la Ley de Moisés y creían que la circuncisión era una condición para ser salvos. Ellos son los llamados judaizantes. Se atenían a la fórmula: La fe más las obras resultan en la salvación.

La pregunta clave es, ņprofesaban a Cristo los judaizantes? ŃSí! Hasta tenían suficiente influencia en la asamblea general de Jerusalén como para iniciar una disputa sobre la cuestión de la circuncisión.

Sin embargo, Pablo no toleraba a tales personas.

…a los cuales ni por un momento accedimos a someternos, para que la verdad del evangelio permaneciese con vosotros.. Gálatas 2:5

Por sí solo, esto destroza la suposición ecumenista de que la profesión de fe en Cristo es suficiente para establecer unidad. Una profesión del evangelio bíblico es la siguiente condición necesaria para establecerla.

Estilo de vida

Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis. 1Corintios 5:11

Una vida libre de pecados escandalosos que degradarían el nombre de Cristo, es la tercera condición necesaria para la confraternidad y unidad.

Todas tres son necesarias. Ninguna por sí sola es suficiente. Si alguna de ellas falta en una iglesia, organización o persona, entonces le incumbe al creyente no asociarse allí.

El catolicismo y el evangelio

ņCómo aplica esto al catolicismo? La iglesia católica romana sostiene la misma fórmula que los judaizantes: La fe más las obras resultan en la salvación. El catolicismo simplemente aĖade un diferente grupo de obras, diferentes a las de los judaizantes.

En el Concilio Contrareforma de 1545, Roma declaró que quienquiera que enseĖe que la justificación es por sola fe y no por obras, sea anatema.

No existe una diferencia fundamental entre Roma y el tipo de evangelio que enseĖaban los judaizantes. Ambos son anatema.

La mentalidad ecuménica

El ecumenista pone a la unidad como el valor supremo. En la palabra de Dios, se urge que haya unidad pero no a costo de la verdad. Tampoco su valor es más alto que los tres criterios ya mencionados.

En la mente del ecumenista, la división entre cristianos es un mal impensable. Tiene razón. Pero lo que le falta considerar es que un evangelio falso es infinitamente peor.

Los ecumenistas mencionan frecuentemente las virtudes de amor y tolerancia entre creyentes como justificación para su alta estima de la unidad. En el proceso, tienden a olvidar que su deber de proteger a las ovejas de Dios de los lobos es de valor infinitamente superior al de la unidad.

Nunca Pablo nos exhortó a ser vengativos, ni siquiera con profesantes de evangelios falsos. Aunque debemos exhorta con toda paciencia y doctrina[1], no se nos permite considerarlos hermanos en la fe, ni buscar unidad espiritual con ellos hasta que se arrepientan.

El profesor que usted menciona en su pregunta, estaba errado.

Roger

 

Otros ensayos y libros por los Smalling, se pueden ver a
www.espanol.visionreal.info

 



[1]. 2Timoteo 4:2